Desde que descendimos a la sabana, el calor se empezó a sentir, sofocante y a veces un poco incómodo para los que vivimos en la montaña, como yo, que vengo de Medellín.

Despues de un recorrido de 14 horas, con nuestros amigos de la empresa de turismo Trazos, entre muchos paisajes y climas, recorriendo la cordillera central y la occidental, llegamos al departamento de Sucre y de allí pasamos a Bolivar para contemplar, desde el bus, los imponentes Montes de María, que se levantan hasta 800 metros de la planicie, para contarnos entre árboles nativos de bosque seco y el  canto del “mochuelo”,  las historias de la terrible violencia que padeció; desde tiempos de la colonia este imponente lugar.

Sin contar  con mucho tiempo disponible, nos quedamos anhelando en futuros viajes hacer un recorrido por la Reserva Natural Los Colorados en el municipio de San Juan de Nepomuceno  desde allí, nos dirigimos hacia San Basilio de Palenque girando a la  izquierda por la vía que de san Cayetano lleva al municipio de Malagana, la misma ruta que en otras situaciones nos llevaría a Cartagena, pero que esta vez, nos dejará a los pies de los Montes de Maria, en el lado del departamento de Bolivar,  para conocer lo que fue y sigue siendo tierra de negros cimarrones, que consiguieron su libertad del yugo Español.

img_5900

Recorriendo con la vista, me puedo imaginar siendo Benkos Bioho en el siglo XVI, buscando desesperado un lugar apartado en las montañas, dentro del bosque, en los sitios  más cenagosos y  perdidos, donde la naturaleza fuera tan agreste que me permitiera proteger a las gentes recién  liberadas  de la venta de esclavos en Cartagena. Puedo imaginarme la persecusión de los soldados españoles que buscaban con deseo su “mercancía” perdida. Solo recrear la escena en mi mente, me produce un gran terror y siento como si todo se tratará de una película de ficción, película que tristemente continuó hasta el siglo XXI y de la que apenas ahora parece que estamos conociendo el final.

Ostentan los Palenqueros el grandioso título de ser el  primer pueblo libre de América, gracias a ese líder, Benkos Bioho, el que hasta el día de hoy, sigue siendo insignia para contar la historia de los que tuvieron la oportunidad de crear y siguen todavía creando su propia identidad.

El pueblo huele a fogón de leña. El mismo fogón donde se cocinan recetas que aparecen en una compilación, que resultó ganadora del premio al mejor libro de cocina del mundo Gourmand Cookboook Awards en el año 2014, Kumina ri Palenge pa tó paraje  allí está plasmada la cultura culinaria Palenquera, su sabiduría ancestral y sus conocimientos de la botánica nativa.

img_5878

Caminando por las calles de tierra y haciendo un recorrido visual por las casas llenas de colores, nuestro guía local Jhon, nos encuentra en la plaza principal. Desde allí iniciamos un recorrido para conocer a profundidad los ritos y el cotidiano vivir del pueblo Palenquero.

El recorrido es un deleite para los sentidos. Las flores de los árboles de azahar de la india, llenan las calles de aromas inolvidables, también se ven pasar las mujeres vendiendo cocadas , alegrías y enyucados.  En varias casas resuenan los tambores y cantos de los grupos que practican para la presentación nocturna.

img_5862

Nos dirijimos a admirar de cerca la estatua de Kid Pambelé, el dos veces campeón mundial de boxeo, al lado de una cancha muy nueva hecha para practicar deportes, allí nos hablan de todos esos palenqueros famosos por el mundo, que como el, han traído la gloria al pueblo y también la luz eléctrica que llego como regalo de la nación por el triunfo de este boxeador en —.. También nos hablan del legendario Evaristo Marquez, quien fue protagonista de la película en 1969 la Queimada junto al famoso actor Marlon Brandon. Jhon nos habla también, de esos músicos que han recorrido el mundo, llevando el sonido de sus profundas voces y el retumbar de los ritmos de los tambores Palenqueros a otros continentes, entre ellos El señor Rafael Cassiani del sexteto Tabalá, Emilia reyes “la burgo” quien remplazo a su madre Graciela Salgado en Las Alegres Ambulancias y el señor Justo Valdez heredero de tradición de músicos de la familia Valdez Simanca  que ha sabido llevar con orgullo la música de sus ancestros a otras latitudes.

img_5861

 

Tratar de entender un estilo de vida, que nada se parece a lo que pasa en otra parte de Colombia confunde y asombra a los visitantes, entrar a  las casa de los ancianos, esos que tienen un lugar especial en la comunidad. Conocer a la señora “trena” rezandera  y además entender como funciona el manejo comunitario del Kuagro o  para que se hace el canto del Lumbalú, son algunos de los conocimientos que se adquieren en este recorrido que nos invitá a acercarnos más a ese trocito de Africa que aún permanece vivo en Colombia.

La gente es excesivamente amable y en cada casa las hermosas mujeres Palenqueras se hacen trenzas unas a otras, para lucir más hermosas, si es posible, para la fiesta de la noche. Los peinados son otra de las riquezas culturales de esta población, así como el tambor y el lenguaje Palenquero, los trenzados también se utilizaban para comunicar, haciendo mapas en las cabezas, los negros se informaban las rutas, en una época en la que su voz fue callada. La plaza Benkos Bioho se empieza a llenar, el festival de tambores cumplió en el año 2016, 34 años de existencia, algunas personas de Colombia y otros tantas del exterior se aproximan a este lugar perdido en medio de las ciénagas de bolívar, para conocer porque la Unesco elijio este sitio y su cultura como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

img_5845

Durante el fin de semana del Festival de Tambores, que en general se hace la segunda semana octubre en el puente del 17, día de la raza, en San Basilio de Palenque hay actividades culturales, con conciertos de talla internacional, con invitados de otras comunidades afrocolombianas e indígenas. También hay concursos, un museo vivo del tambor, clases de percusión y baile, un simposio académico sobre los estudios realizados en la población en diferentes temáticas, una alborada donde se recibe el amanecer caminando por todo el pueblo, siguiendo el ritmo de los tambores y la oportunidad única de recorrer esté lugar en medio de la alegría de la fiesta y de la mano de los lugareños que siempre estarán felices de recibir a quienes quieran visitarlos

La combinación de una lengua creada para posibilitar la comunicación de africanos que llegarón con esclavos pero que encontraron su libertad en America, el mejor libro de cocina del mundo, mujeres y hombres de raza negra hermosos y orgullosos de su cultura y la capacidad de expresarse por medio de un tambor, hacen de este lugar y del festival de tambores de palenque, un evento de increible, que todas las personas extranjeros y  Colombianos deberían conocer.

img_5896

Como llegar:

desde cualquier lugar de Colombia, puedes tomar un bus o un avión rumbo a Cartagena.

Si vas en bus desde cualquier lugar de Colombia, asegúrate que el bus tome la ruta 25BL san Cayetano – Malagana – San juan de Nepomuceno

Si vas desde Cartagena:

  1. Desde el centro Cartagena a la terminal: 30 minutos, $15.000 COP trayecto
  2. Bus terminal Cartagena – San Basilio de palenque: tomar la ruta San Juan de Nepomuceno o Mahates: 1.5 Hrs, $8.000 COP persona trayecto
  3. Mototaxi desde la salida de Palenque – Palenque: 15 min, $3.000 COP persona trayecto

 

También puedes gestionar un tour con ZOOMING.CO o con las otras compañías que prestan servicios similares

Cuando es el festival:

en el puente de la segunda semana de octubre generalmente en el día de la raza; 17 de octubre.

Que hacer:

Si vas en época de festival, te recomendamos pasar mínimo dos días en el lugar para lograr hacer la mayoría de las actividades que se proponen para el evento. Escoge alguno de los sitios que hay disponibles para comer o pregunta en que casa estarían dispuestos a hacerte un buen platillo Palenquero como los que salen en el libro. Visita el centro cultural y el museo del tambor, pregunta por la ayuda de un guía local que te cuente la historia del pueblo y te lleve a los lugares más importantes, preguntá al guía que te lleve a visitar algún músico y si quieres puedes hacerte un bonito peinado o comprar algunas de las artesanias, cd con la música de los artistas locales, hierbas medicinales o aseguranzas de las rezanderas del lugar.

Donde alojarse:

Puedes mirar dentro de las casas de los Palenqueros los que presten el servicio de alojamiento en la que te sientas cómodo, también hay un hotel muy bueno a la salida del pueblo y un hotel de carretera muy cómodo con servicio de aire acondicionado, wifi y restaurante en la Cruz del Viso a solo 15 minutos de Palenque

Que comer :

puedes encontrar platos tradicionales de la comida Palenquera o comida más corriente como sopas, pollo, carne y pescado. No dejes de probar los enyucados, las cocadas alegrías y los dulces de ajonjolí.

img_5884